Historia de los trajes de gitana

Historia de los trajes de gitana

En Lola Azahares, y seguro que muchas de nuestras lectoras también, sentimos pasión por trajes de flamenca. Existen muchas formas de llamarlo, como traje de flamenca o gitana, o traje de sevillanas, pero ¿conoces la historia de los trajes de gitana? No os perdáis nuestro post de esta semana.

 

Trajes de gitana ♥ ¿conoces su origen?

El traje de flamenca, conocido también como traje de sevillana o vestido de gitana, no sólo es el traje que se usa en ferias y romerías, sino también  la indumentaria que usan las bailaoras de flamenco.

El traje de flamenca es una indumentaria que refleja la cultura andaluza y pocos trajes regionales son tan reconocidos como este. Es el único traje regional que ha ido evolucionando a lo largo de la historia, convirtiéndose en todo un referente de la cultura española y un icono de la moda para firmas y diseñadores internacionales.

En la actualidad desprende grandeza y ha recorrido mundo pero, si nos centramos en la historia de los trajes de gitana, su origen fue más humilde. A finales del siglo XIX y principios del siglo XX, y con raíces sevillanas, las campesinas y gitanas usaban una bata con volantes, que decoraban con bordados y eran de colores llamativos. Poco tardaron en dejar de pasar desapercibidas estas batas por las mujeres de alta alcurnia.

 

El boom de los trajes de flamenca

Si tenemos que decantarnos por un año en el que el traje de flamenca ganara popularidad, sin duda es el 1847, cuando en Sevilla se produce la Feria de Abril del ganado. Muchas mujeres de etnia gitana usaron este atuendo para dicho evento. Poco a poco, esta feria del ganado se fue convirtiendo en una feria cargada de ocio y los vestidos que estas gitanas usaban se transformó en el traje oficial para asistir a la feria.

Historia de los trajes de gitana

Fue en 1929 con la EXPO cuando se hizo oficial, ya que los integrantes del flamenco hicieron también suya estos vestidos.

Esta vestimenta que ha ido transformándose con el tiempo. Por lo general hablamos de un vestido escotado, ceñido en el talle, al que se le suma una falda de volante. Suele realizarse en colores alegres y llamativos, cuyo estampado predominante es el lunar.

En los años 30 el talle se alarga y crecen los números de volantes, acabados con adornos y puntillas.

historia de los trajes de flamenca

En 1945 predominan las mangas de farol, los tejidos almidonados y el uso de madroños como decoración.

carteles de la feria de abril

Adentrándonos en la década de los 60, la aparición de la admirada minifalda provocó todo un revuelo en los trajes de gitana. El largo tradicional hasta los pies se transforma a media pierna. Al mismo tiempo se obtiene más volumen gracias a los tejidos sintéticos y un cordón grueso que se coloca en el filo de la falda.

En los 70 se vuelve al largo de siempre, y empiezan a emplearse los mantoncillos de fleco muy largo del mismo tejido que el vestido.

Ya en los años 80, se reinventan las tendencias de los años 40, aumentando el número de volantes en la falda y reduciendo así su tamaño. En las siguientes décadas se utilizan las mangas a la sisa y se utilizan nuevos escotes, como el conocido palabra de honor.

como ha evolucionado el traje de flamenca

Los trajes de gitana en la actualidad

Tras analizar toda la historia de los trajes de gitana y su evolución, afirmamos que los trajes de flamenca han tenido un importante crecimiento en los últimos años. Las nuevas formas de comercialización, el uso de las Redes Sociales y las grandes pasarelas de moda flamenca han tenido mucho que ver.

La variedad de diseños, los nuevos tejidos y un patronaje cada vez más de alta costura, ha conseguido que se sumen muchos diseñadores, cada uno marcado por su propio estilo.

 

Pero, ¿puede ser lo tradicional innovador?

Defendiendo esta premisa, lo afirmamos. La tradición no es aquello que nos llega del pasado, sino la selección que se hace de ella en el presente para conseguir que se mantenga viva. La tradición no es solamente el traje en sí, sino todo lo que va unido a él, como la cultura andaluza y los festejos.

La innovación consiste en generar buenas ideas que se pueden convertir en oportunidades en la realidad. Abramos la mente sin prejuicios, fantaseemos con el futuro, ¡en la moda flamenca no está todo inventado!

Esperamos que os haya gustado nuestro post sobre la historia de los trajes de gitana. Es un tema interesante, y merece la pena conocer un poco más sobre los orígenes del traje de flamenca.

¡Nos leemos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *